(13-74) Diosmectita reduce la duración y severidad de la diarrea en adultos

smectaLa diarrea, cuando ocurre en niños es siempre una tragedia y cuando ocurre en adultos una molestia que a veces se torna en desastre. El problema de la diarrea para un niño es que puede llevarlo rápidamente a la deshidratación y poner en riesgo su vida. De hecho, antes del advenimiento de la terapia de rehidratación oral, la diarrea y la deshidratación fueron la causa más importante de muerte en niños, después de la neumonía. El tiempo ha probado que la rehidratación oral es una herramienta terapéutica simple, barata y muy efectiva.

Para un adulto, la diarrea significa la incomodidad de la urgencia por evacuar, los molestosos síntomas asociados (frecuentemente, dolor abdominal y náuseas) y, lo más importante, horas de trabajo perdidas (ref). De vez en cuando, como en el cólera, la deshidratación y el colapso son una amenaza real para el adulto.

Típicamente, el adulto con diarrea busca una solución rápida para su problema y generalmente recurre a medicamentos que se expenden sin prescripción médica. Esta práctica es tan común que los registros de ventas de antidiarreicos sin receta se utilizan en los sistemas de vigilancia epidemiológica de algunos países, como señal temprana de la emergencia de un brote de diarrea en la comunidad (ref). Los medicamentos más utilizados por los adultos con diarrea son generalmente antibióticos (que en muchos sitios se consiguen sin receta) y loperamida (ref). El adulto quiere terminar con su diarrea lo más pronto posible y eso es lo que busca. El problema es que los antibióticos son caros, no necesariamente efectivos y su uso indiscriminado fomenta la emergencia de bacterias multi-resistentes (ref).

Diosmectita es una arcilla natural con propiedades antidiarreicas. Fue desarrollada por Beaufour Ipsen, una compañía farmacéutica francesa. Se comercializa desde hace años en Europa, Asia, Africa y más recientemente en América Latina. Diosmectita tiene una estructura lamelar de varias capas finas superpuestas que le dan una gran capacidad de adsorción. Después de ingerirla por vía oral, diosmectita se adhiere firmemente al moco intestinal, por un lado y, por el otro, a los virus, bacterias y sus productos tóxicos, impidiendo que ejerzan su acción patógena (ref) (ref).

Varios ensayos clínicos han mostrado la eficacia antidiarreica de diosmectita en niños, reduciendo significativamente tanto la duración de la diarrea como el gasto fecal (ref) (ref). En contraste, hay relativamente menos estudios que evalúen la eficacia de diosmectita en adultos con diarrea aguda de origen infeccioso. Se ha demostrado su eficacia en reducir la diarrea, el dolor abdominal y la sensación de distensión abdominal en adultos con síndrome de intestino irritable (ref) y la diarrea en adultos con diarrea crónica funcional en comparación con un probiótico (ref) o con loperamida (ref). Al menos un ensayo clínico mostró que diosmectita en combinación con loperamida fue eficaz en controlar la diarrea severa en pacientes con cáncer colo-rectal avanzado (ref).

Para llenar este vacío de información, Khediri F et al llevaron a cabo un ensayo clínico, aleatorizado, controlado con placebo, multicéntrico en una red de servicios de salud de atención primaria y secundaria en Túnez. El objetivo fue evaluar el efecto de diosmectita sobre la duración de la diarrea en adultos con diarrea aguda acuosa de presunto origen infeccioso (ref). En este estudio, los pacientes, todos adultos entre 18 y 65 años de edad, previamente sanos, con diarrea acuosa (sin moco ni sangre) de no más de 48 horas de evolución, que podían ser manejados ambulatoriamente, fueron asignados aleatoriamente para recibir diosmectita o placebo (6 gm, 3 veces al día) por al menos 4 días. El parámetro principal de respuesta para evaluar la eficacia del tratamiento fue la duración de la diarrea en horas, medida desde la primera dosis hasta la aparición de la primera deposición formada. A los pacientes se les proporcionó un diario donde anotar cada deposición que hacían y su consistencia (acuosa, suelta, formada, dura), así como la ocurrencia de otros síntomas como náuseas, dolor abdominal e irritación anal. Ingresaron al estudio en total 346 pacientes de los cuales 329 se consideraron válidos para el análisis de intención de tratamiento (166 en el grupo diosmectita y 163 en el grupo placebo). La duración promedio de la diarrea fue significativamente más corta en el grupo diosmectita que en el grupo placebo (53.8 horas vs 69.0 horas, respectivamente, p = 0.0294). El porcentaje de pacientes que dejaron de tener diarrea después de 36, 48, 60 y 72 horas de tratamiento fue mayor en los que recibieron diosmectita que en los que estuvieron en placebo (28.5% vs 19.2% a las 36 horas, p = 0.055; 43.7% vs 29.5% a las 48 horas, p = 0.009; 52.5% vs 41.0% a las 60 horas, p = 0.041; 60.8% vs 50.0% a las 72 horas, p = 0.055). Náusea, dolor abdominal e irritación anal decrecieron por igual en ambos grupos después de 48 horas. Diosmectita y placebo fueron bien tolerados por los pacientes participantes. Tres pacientes (1.7%) reportaron estreñimiento.

En resumen, el estudio de Khediri y colaboradores en Túnez que comentamos aquí es el primer ensayo clínico, prospectivo, aleatorizado, controlado que demuestra que diosmectita a la dosis de 6 gramos, 3 veces al día, reduce significativamente la duración de la diarrea aguda acuosa en adultos, en comparación con placebo y que este medicamento es bastante bien tolerado. Estos hallazgos se suman a los que ya se conocían sobre la eficacia de diosmectita en el tratamiento de la diarrea aguda acuosa en niños, como coadyuvante de la terapia de rehidratación oral (ref).

2 thoughts on “(13-74) Diosmectita reduce la duración y severidad de la diarrea en adultos

    • Un ensayo clínico con Bentonita (beidellitic montmorillonite), una arcilla de origen volcánico, en pacientes adultos con síndrome de intestino irritable (ref) mostró la eficacia de esta arcilla, en comparación con placebo, para aliviar el malestar y dolor abdominal. Aunque este efecto fue significativamente mayor en el grupo de pacientes con predominancia de estreñimiento y no en el grupo con predominancia de diarrea, no hubo un cambio significativo ni en la frecuencia de evacuaciones ni en la consistencia de ellas en ninguno de los dos grupos. No hay una buena explicación todavía para la mejoría de los síntomas observada en los pacientes estreñidos en este estudio, pero no parece ser por un efecto directo contra el estreñimiento per se. Interesante.

Comenta este articulo